domingo, 2 de junio de 2013

PAMBASO, EL (LAS PALMAS DE GC)

Topónimo con el que se conoce la zona situada al pie del Risco de San Nicolás en la margen norte del barranco Guiniguada hasta sus límites con la actual calle Primero de Mayo.


Fotografía de 1960 (Fedac)

Se presupone que en el lugar pudo haber existido un asentamiento aborigen: «... cabe destacar el resultado positivo de las prospecciones efectuadas en el Pambaso y las áreas limítrofes, pues en los terrenos colindantes a una vivienda del último tercio del siglo XVI, se observaron algunos materiales muy revueltos, cuya ascendencia cultural podría indicarnos la presencia de un sitio arqueológico en las cercanías, aunque tal vez destruido. Entre los restos había conchas de moluscos, cerámica elaborada a mano, otros fragmentos a torno y lascas de obsidiana.» (BATISTA, C., HERNÁNDEZ, T. Y INGLOTT, E.: "El risco de San Nicolás: una historia olvidada y una marginación histórica", XIV Coloquio de Historia Canario-Americana, 2000).


Fotografía de 1890 (Luis Ojeda Pérez - Fedac)

El primer asentamiento castellano que daría lugar a la fundación de la Ciudad fue en sus proximidades, por lo que sería abandonado por los aborígenes canarios desde el primer desembarco. A partir de la Conquista en el lugar se localizaban importantes huertas que son reconocidas con este antiguo topónimo de cuyo origen nada se ha escrito.



«En los márgenes del Barranco de la ciudad se ubicaron gran parte de las huertas y cercados más feraces, enclavados en los alrededores de la calle Herrería, del Toril, Pambaso, ermita de San Roque y el barrio de El Terrero. En todos ellos predominan las huertas acompañadas o no por viviendas, aunque todas estas áreas tuvieron un desigual reparto dentro de los arrendamientos a lo largo de1 siglo XVII.

(...) Esta zona era muy importante para la ciudad, pues a través de ella llegaban las diversas acequias de agua potable y se ubicaba gran parte de los molinos harineros de abastecimiento , siendo notables los tres pertenecientes desde los años treinta del Seiscientos a Miguel de Collado San Martín, el cual además de estos bienes, era propietarios de la huerta nombrada de «El Almácigo», con una casa y media hora de agua, y el cercado de «Pambaso »(QUINTANA ANDRÉS, P.: "Tenencia y explotación de las huertas y cercados urbanos... ", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 4, 1998).


Fotografía de 1900 (Jordao Da Luz Perestrello Fedac)

Aparece mencionado documentalmente desde el siglo XV: «La llamada huerta de "El Medio" se encontraba en el camino al Pambaso, junto a otras del licenciado Carvajal y de Miguel de Collado. Pertenecía a la dotación dada al Cabildo Catedral por el obispo Juan de Frías el 20 de octubre de 1484 mediante testamento otorgado en Sevilla. El 1 de agosto de 1587 fueron entregadas a censo perpetuo por 39.015 maravedís de renta anual al deán Juan Villalta. Ya en 1680, agotado el plazo del censo enfitéutico, se venden a Luis de Armas por dos vidas y 19.320 maravedís de renta » (IBÍDEM).



Cita la misma fuente un contrato de 15 de abril de 1631  por el cual «Manuel de Collado Sanmartín da a Gonzalo Lorenzo, oficial de pedrero, un cercado en Pambaso, con sus casas, por seis años y obligación de echar estiércol durante ese tiempo y plantar diversas cantidades de árboles frutales».


Fotografía de 1909 (Ceferino Rocafort Fedac)

Las huertas del Pambaso que junto con las de los Reyes, Matagatos, San Nicolás, San Lázaro y San Telmo aparecen en el plano de 1883, son las únicas que llegarán a nuestro días, parte de ellas de propiedad pública.

En los años setenta del pasado siglo se estudió la posibilidad de construcción de un Palacio de Deportes en el lugar que no llegó a prosperar, y ya recientemente el Ayuntamiento ha creado en el lugar el Centro de Recursos Ambientales El Pambaso en el que se han habilitado "huertos urbanos".


Huerto urbano (Adolfo Marrero - La Provincia)

El origen del topónimo Pambaso, puede deberse a la composición nominal por un adjetivo pospuesto del "pan baxo" o "pan bajo" que en la antigüedad se elaboraba con harina de calidad inferior y mezclada con restos de harina o esquilmos, los residuos que quedaban después de cernir  la harina, que según algunas referencias tenía forma ovalada. Pudo haber sido este también el origen del plato tradicional mexicano llamado Pambazo,  que guarda cierta similitud con el asturiano "Pan preñao" relleno de chorizo o panceta.



Está documentado que el "pan baxo" lo comían los esclavos y el resto de la clase marginada, pues la clase alta y la intermedia comían el pan "blanco". Ya lo decía el Licenciado Sebastian de Covarruvias Orozco (Tesoro de la lengua castellana, Parte Segunda, 1673) «A grande hábre no hay pan malo». 

Fotografía de 1925 (Fernando Baena Fedac)

Igualmente está documentado que los esclavos negros son abundantes en la isla, y en las proximidades del lugar desarrollan su vida: «... En Gran Canaria residen en el siglo XVI en las laderas de San Juan, cerrillo de Vegueta, cerro de Santo Domingo y en los alrededores, junto a la iglesia y convento de San Pedro Mártir, orden de predicadores, donde fundan la cofradía del Rosario conjuntamente con blancos de humilde condición, como ocurría en otras zonas de la geografía peninsular.



Ya libres, a veces los invade el mismo espíritu de aventura que al resto de los vecinos isleños: se enrolan en los viajes a Indias, pues gozan de ventaja con respecto a los moriscos, a quienes les estaba prohibido par razones religiosas. Claramente percibimos su significado demográfico en las Islas leyendo al padre José de Sosa, quien nos dice que en 1667 había en Gran Canaria 6.478 negros, criollos o advenedizos, muchos de ellos esclavos, aunque algunos habían accedido a la libertad». (LOBO CABRERA, M.: Grupos humanos en la sociedad canaria del Siglo XVI, 1979, Las Palmas de G.C.).

Fotografía de 1930 (Fedac)

Las feraces huertas del Pambaso tuvieron que ser trabajadas por muchos esclavos y libertos. Además, hay muchas referencias documentales al "camino del Pambaso", tantas como las hay al "camino a la casa del Peso de la Harina" que por su proximidad parecen tener un denominador común que se remontan a los primeros años de la Conquista de la isla.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada