Mostrando entradas con la etiqueta Las Palmas GC. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Las Palmas GC. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de agosto de 2012

SECADERO, EL (LAS PALMAS DE GC)

Topónimo con el que se conoce un pequeño núcleo de población situado en la antigua carretera de Las Palmas a Tafira (GC-110), junto a la antigua fábrica de tabacos La Favorita que sustituyó a un viejo edificio, en la actualidad Archivos y Almacenes del municipio.

Al igual que el núcleo vecino de La Matula, el topónimo tiene su origen en el léxico tabaquero y se refiere al lugar donde se ponían a «secar al sol» las hojas del tabaco antes de iniciar su proceso de elaboración, que podía ser tanto en una construcción rectangular con talleres de fermentación, como en un terreno preparado al efecto.
El Secadero y La Matula, topónimos con orígenes compartidos (Samuel Mederos fotografiagc7-blogspot)
Después de la recogida de las hojas del tabaco, para su secado son colgadas en una vara larga y flexible, colocada horizontalmente sobre otras dos verticales. Son los conocidos secaderos de tabaco, muy comunes desde finales del siglo XIX y principios del XX.

Tras la aparición de la ley de Puertos Francos de 1852, con la segunda crisis del negocio de la caña de azúcar, se buscaron alternativas de sustitución de los cañaverales por el cultivo del tabaco, bastante incipiente, que se inició en la zona de las Tirajanas.
Alternando tabaco y millo en Santa Lucía (1960 - Fedac)
Antes habría que resolver la comercialización de la «hoja», pues no existía industria de elaboración en Canarias suficiente para tratar toda la producción. La presión de la clase política canaria en Madrid no fue suficiente y la introducción del tabaco canario en el mercado peninsular se produjo tarde y con dificultades.

«... de la opción agroindustrial a la formación de la industria tabaquera, que hubo que esperar hasta 1875, es decir veintitrés años después del Real Decreto de 1852, para que los cosecheros canarios lograran presentar con visos de seriedad el tabaco de la tierra, aunque fuera a manera de ensayo, en la Fábrica de Madrid» (DE LUXÁN MELÉNDEZ, S.: "Canarias y el monopolio español de tabacos 1875-1936: de la opción agroindustrial a la formación de la industria tabaquera",  Revista Vegueta, ULPGC, nº 7, 2003).
Secadero de tabaco en Santa Lucía (1926 Teodoro Maisch - Fedac)
Se insistió ante el gobierno central en que la mejor forma de protección y estímulo de la agricultura canaria, que afrontaba la segunda crisis de los mercados azucareros a nivel mundial y la caída del mercado de la "cochinilla", era obligar la compra del tabaco canario por parte del monopolio peninsular.

La llegada al mercado peninsular chocaba con la competencia del tabaco cubano que gozaba de una situación de privilegio. Algunos sostenían, a nivel local, que el cultivo del tabaco debía realizarse, en cualquier caso, aunque no se obtuviesen los mismos beneficios que con la cochinilla, porque se fomentaría la industria local.

En el momento en que el gobierno central decidió la compra, las existencias en los depósitos de la sociedad «El Porvenir Agrícola» eran de trescientos quintales, «cosechados en Guía, Arucas, Telde, las Vegas, los pagos de Tamaraceite, y la Angostura». Al año siguiente, desde Canarias se intentó enviar una nueva remesa de tabaco con el fin de completar los cincuenta mil kilogramos de la petición anterior.
La vieja fábrica de tabacos (1905 Da Luz Perestrello - Fedac)
La sociedad «El Porvenir Agrícola», presidida por Juan de León y Castillo uno de los cultivadores más activos de Gran Canaria y hermano del político Fernando de León y Castillo, remitió muestras a la Exposición Internacional de Filadelfia que fueron premiadas, avales con los que intentaba acreditar la calidad de la hoja canaria.

Al final, el gobierno central fijó la cantidad máxima a adquirir en doscientos mil kilogramos, en tres años y para toda Canarias, compra que bastó para que los agricultores ensanchasen el cultivo con notable brío y empeño, dando vida a un producto que amenazaba con desaparecer.

Durante algunos años se exportaba tabaco en rama a Inglaterra, Alemania y a la costa africana. Todas las partes coincidían en que el auge del cultivo y de la elaboración de cigarros debería pasar por la instalación de una fábrica nacional en el Archipiélago y por la compra de la producción canaria por parte del Monopolio.

Pero en 1885 no hubo compras de tabaco en rama, se rompió el compromiso por parte del gobierno y surgen los problemas de los cosecheros y del sector intermedio del secado que sufrió un duro golpe.
Elaborando tabacos puros (1900 Da Luz Perestrello - Fedac)
El cultivo se reduce a la mínima expresión en las Tirajanas. Coincide esta época con una etapa de venta significativa de cigarros canarios en el mercado peninsular. El desarrollo de la elaboración de tabaco surgirá de manera natural con su cultivo, de tal modo que entre los primeros fabricantes de cigarros no será extraño observar la presencia de cosecheros. Con el tiempo, ambos sectores se irán diferenciando y llegan a tener intereses contrapuestos.

Después de un período de quince años sin ventas oficiales que coincidió con la pérdida de Cuba y Puerto Rico por España, tiempo en que el Estado cambió su monopolio tabaquero, en la década de los veinte del siglo XX estas se reanudaron al alcanzarse un nuevo acuerdo para la compra del tabaco en rama por parte del Monopolio, en el que se incluía la condición que se imponía a los fabricantes canarios de utilizar en sus ligas, el veinte por ciento de materia prima cosechada en las islas.
La nueva fábrica de La Favorita (1960 Hdez. Gil, j - Fedac)
En 1935 se denuncia el incumplimiento de la obligación por parte del Monopolio de adquirir cien mil kilogramos de tabaco y el incumplimiento de la obligación de los industriales canarios de incluir en sus ligas tabaco producido en Canarias, argumentándose por estos la inexistencia de normas para su ejecución, pese a estar regulada por ley.

Los modestos derechos que protegían la agro-industria canaria frente a la entrada de las labores y hoja americana, cubana y europea dificultaban en grado extremo el desenvolvimiento de este sector, que además no contaba con la seguridad del mercado del Monopolio, frente al poder de las multinacionales que terminaron por rematar una alternativa agrícola.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

SEBADAL, URBANIZACIÓN EL (LAS PALMAS DE GC)

Topónimo con el que se conoce un moderna urbanización industrial de principios de los años 70 del pasado siglo XX situada en el naciente de La Isleta, que al principio eran unos terrenos frecuentados por pescadores y marineros.

Toma su nombre de un antiguo sebadal que había junto a la orilla del mar que depositaba en la costa las "sebas" que las mareas desprendían del fondo arenoso.
Pradera de seba (mi_for)
La rápida urbanización residencial de las zonas aledañas al antiguo puerto en la primera mitad del siglo XX, que fue desplazando los viejos almacenes que impulsaron a finales del siglo XIX los ingleses, ocupadas en su momento por carboneras, consignatarias y otras industrias auxiliares de la navegación, así como los propios negocios generados por el tránsito de mercancías entradas por el Puerto de La Luz, dejó huérfana a la Ciudad de un suelo industrial de baja intensidad donde se concentrara toda esta actividad.

Sin duda aquellas primeras comportaron las primeras señas de identidad que prestigiaron al puerto. 
Edificio de Grand Canary Co. (L. Ojeda Pérez 1890 - Fedac)
Este lugar que era aprovechado por pescadores de ribera, fué después zona de militares y la vía de acceso hacia el vigilante faro de La Isleta

La ampliación del área de abrigo con la construcción de un nuevo dique paralelo al Muelle Grande, para el que se procedió a la extracción de la piedra de la cantera en la base de la Montaña del Vigía, mediante su desmonte y explanción, ampliaba además el área de estiba y desestiba, así como las comunicaciones interiores del puerto.
Batería de San Fernando en 1895 (Charles Nanson - Fedac)
La explanación realizada llegó hasta el viejo camino al Faro, llamando la atención de los industriales vinculados al Puerto para su asentamiento, procediéndose a su urbanización progresiva hasta la alineación con la zona militar. 
Detalle del Muelle Grande en 1950
El proceso de construcción de las parcelas fue realizándose progresivamente quedando prácticamente conformada la urbanización industrial en los últimos años del siglo XX, y siendo ocupada  ocupada por grandes zonas de servicios que funcionan como punto de apoyo de la zona portuaria y  comunicación con la Ciudad.
Vista del Sebadal construido por el hombre (fricon)
El otro "Sebadal", el creado por la naturaleza en los fondos marinos de las islas, es uno de los hábitats de mayor importancia ecológica, llamado así por la abundante seba (Cymodocea nodosa) que cubre los fondos submarinos.

Esta fanerógama marina forma comunidades submarinas con fondos arenosos bien iluminados y con unas características hidrodinámicas determinadas desde las cotas próximas a la orilla hasta los treinta metros de profundidad.
Vista del Sebadal natural (sciencephotolibrary)
Es una especie de pradera que vive en el fondo arenoso del mar y que es imprescindible para el ecosistema en la medida en que impide que haya erosión y sirve de refugio para la comida de los peces adultos. 

Las praderas de Seba son uno de los hábitats más vulnerables a los numerosos «impactos antrópicos» o desertificación producida por la influencia humana, que se producen en la zona litoral.
"Raices" de Salvador Gil y alumnos Formación Femepa (elcoleccionistadeinstantes-com)
Estas praderas presentan una variación estacional importante. Durante los meses de otoño e invierno, las praderas tienen un menor número de haces y las hojas son más cortas y menos anchas.

Por el contrario, durante los meses de primavera y verano, los sebadales sufren una transformación, aumenta el número de haces, así como el de hojas nuevas, que alcanzan mayor altura y anchura. La floración tiene lugar principalmente en los meses de primavera.
La Seba y sus raices (C.Aedo)
Actualmente, la Cymodocea nodosa es una especie catalogada como «Sensible a la alteración del hábitat»; se refiere a aquellas especies cuyo hábitat característico esté particularmente amenazado, en grave regresión, fraccionado o muy limitado bajo regulación del Gobierno de Canarias.

Por otra parte, el tipo de hábitat constituido se encuentra recogido entre los protegidos por la Unión Europea, como Lugares de Importancia Comunitaria conocidos por sus siglas LIC.
Detalle de vista aérea (fotosareasdecanarias-com)
Los sebadales cumplen diversas funciones en el ecosistema litoral: contribuyen a la fijación y estabilización de sedimentos arenosos, intervienen activamente en el ciclo de los elementos fijando el carbono y el nitrógeno de los sedimentos; permiten el desarrollo de comunidades asociadas, tanto de algas epífitas, así denominadas las plantas que crecen sobre otras plantas con el fin de captar más luz para la fotosíntesis, como acompañantes.

También sirven de hábitat a una rica comunidad de invertebrados y peces, algunas de cuyas especies tienen gran importancia comercial.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

martes, 28 de agosto de 2012

SCHAMANN (LAS PALMAS DE GC)



Actualización: 2013/12/21
Topónimo con el que se conoce el primer núcleo de población que surgió en la «ciudad alta», sobre una de las lomas que antes se denominaban Las Rehoyas y que dominaban toda la franja costera de la costera «ciudad baja», concretamente la comprendida entre el barranquillo de Mata y el barranquillo de Don Zoilo, en la actualidad enmarcada septentrionalmente por Las Chumberas y Escaleritas, y meridionalmente por Sansofé, Polígono Cruz de Piedra y Rehoyas Bajas.
Cuadrículas (notcot)
Es un antrotopónimo que surge a partir del 24 de febrero de 1912 cuando Alfredo Schamann Hernández compra a Gonzalo de la Torre Sarmiento una gran extensión de terreno que lindaba, por una parte, con tierras de Blandy Brothers y Compañía, y, por otra, de Francisco Blanco y los herederos de Juan Bautista Carló y Guersy.
En los años previos a su compra en la meseta de las Rehoyas y las laderas del Paseo de Chil se había trabajado en el proyecto de la Barriada de Carló, colindantes con las tierras adquiridas por Alfredo Schamann, promovidas por la sociedad Barriada Carló Company Ltd. constituida en Londres el 21 de enero de 1910 con un capital de 144.000 libras que ofrecía a inversores extranjeros el proyecto del arquitecto de País Constant Martin, donde concebía una urbanización de una pequeña ciudad lineal este-oeste, con una avenida central con parcelas de chalets ajardinados, y al poniente  se incluía la construcción de un hospital.
Detalle de panorámica de 1960 (Fedac)

El centro del barrio era una urbanización concéntrica, con seis calles radiales que partían del centro y que recibían el nombre de paises europeos por la proyección turística internacional que quería dársele, pues se preveía un casino y dos grandes hoteles que colgaban sobre las laderas del actual Paseo de Chil, con vistas al mar, a la ciudad y al Puerto.

Ya luego conectaban en la franja baja con un bulevard hasta Fincas Unidas, para así conectarla a la ciudad por los Arenales. Preveían incluso la construcción de un tranvía para su comunicación interior y contaba con equipamientos como mercado, escuelas, zonas deportivas y depósitos de aguas para el abastecimiento.

La pública promoción de los 50 ( 1996 Adolfo Marrero Sosa - Fedac)
Distintas dificultades surgidas, primero al creerse que las laderas del Paseo de Chil eran de propiedad del Ayuntamiento de Las Palmas, cuestión que no resultó, y la peligrosidad que entrañaba el próximo Polvorín militar, impidieron la culminación del proyecto.

Cuando ya había quedado atrás el sueño de la Barriada de Carló, Alfredo Schamann el 26 de junio de 1928 tramita en el desaparecido Ayuntamiento de San Lorenzo al que pertenecía la zona la parcelación y posterior urbanización de este terreno, situado en la meseta alta de Las Rehoyas.

Al coincidir con la Guerra Civil Española, el proyecto de construcción queda paralizado, hasta que años después empieza a urbanizarse uniéndose a Alfredo Schamann Hernández el comerciante de Triana Narcizo Cabrera Iglesias y el empresario del Teatro Pérez Galdós Emilio Romero Corbacho (LAFORET, J.J.: "Schamann y las fiestas mayores de la ciudad", Canarias 7, 21-sep-2013).



La uniformidad original (Google earth)
El proceso de construcción del barrio dió  sus primero pasos por la venta de solares para la autoconstrucción de viviendas en el lugar que entonces era llamada la Meseta Alta de Las Rehoyas,      que inició prácticamente el mayoritario propietario del suelo, el mencionado Alfredo Schamann quien organizaba el traslado de potenciales compradores al lugar en una guagua para que lo conocieran y cuyas transacciones ultimaba en su Ferretería de La Llave en Triana mediante pequeños pagos mensuales.


Las primeras licencias de construcción aprobadas por el entonces Ayuntamiento de San Lorenzo entre 1920 y 1930, lo eran para la construcción de casas terreras de una sola planta, sobre solares entre 100 y 200 m2, a ambos lados del antiguo camino vecinal la actual calle Pedro Infinito.

De fiestas (ciudadalta2011-blogspot)
La construcción de estas primeras y las "rifas" de solares, animó la venta de solares alineados perpendicularmente al camino que darían lugar a las actuales calles Agustina de Aragón, Pablo Penáguilas, Federico Viera, Misericordia y Don Pío Coronado (IGLESIAS HERNÁNDEZ, M.L.: Historia de un barrio y una sociedad en permanente construcción. Schamann entre 1940 y 1970 desde las fuentes orales, 2003), cuya construcción se llevó a cabo en la primera mitad de los años treinta del pasado siglo.

El inicio de la Guerra Civil supuso un paralización del proceso de urbanización y construcción iniciado en el lugar. Acabada la misma se produce la anexión ilegal del Ayuntamiento de San Lorenzo por el Ayuntamiento de Las Palmas que alcanzaba así ampliar su territorio y convertirse en el perseguido municipio hegemónico del archipiélago, corporación que respetará las condiciones urbanísticas que estaban vigentes, que garantizaba que los compradores de solares pudieran edificarlos.

Pero la crisis económica ocasionada por la Guerra Civil y el estallido de la II Guerra Mundial provocarían que los obreros propietarios de solares que se desplazaban al puerto a trabajar a través del sendero que discurría por la actual calle Obispo Romo, salvando los barrancos, permitiría que la autoconstrucción se limitara a un pequeño cobertizo con escasas habitaciones y un traspatio donde se plantaba alguna que otra verdura, además de tener alguna cabra y gallinas.

Plaza Don Benito en 1996 (Adolfo Marrero Sosa - Fedac)
La especial situación de las islas, y la grave necesidad de viviendas propició aún así que al final de la primera mitad de los años cuarenta, después de la creación del Mando Económico de Canarias que pretendía aportar soluciones, la familia Schamann se anticipa a los propósitos de expropiación de suelo ofertándolo al ayuntamiento. Se inicia así el proceso de consolidación del barrio con la construcción pública de las primeras 56 viviendas unifamiliares del llamado grupo Generalísimo Franco que se entregarían en 1944.

Se siguió el plan de promoción pública de viviendas con la construcción de los llamados "Albergues", 60 viviendas ultra-económicas de muy mala calidad, dimensiones reducidas, dos habitación y un salón multiusos, destinadas a familias numerosas desestructuradas que malvivían en cuevas, chozas o portones en la ciudad, construidas en seis meses y entregadas en 1949, que en muchos casos fueron habilitadas con camas y un poyo de cocina de mampostería.

De este modelo siguieron cuatro promociones más construidas en diferentes lugares, cuya número venía determinado por el tamaño del suelo, incorporándose al diseño un pequeño patio en la trasera, realizándose su construcción durante los años cincuenta.

Esculturas de Juan Márquez (esculturasbermaxo.blogspot)
En los siguientes decenios se iniciaría la construcción de "bloques" de viviendas en cuatro plantas, en cuadrículas, con patios entre bloques divididos para usos individuales, que seguían un diseño único, si bien fueron construidos conforme a las disponibilidades económicas del patronato que se instituyó a tal fin. Algunas de sus calles reciben nombres vinculados a la obra de Benito Pérez Galdós, como "Doña Perfecta", "Mariucha y Jacinta". Igual modelo se trasladaría igualmente a la construcción de las Escaleritas.
 

La iglesia, de arquitectura moderna, fue proyectada por el arquitecto catalán Juan Margarit.  Las esculturas situadas en su fachada son de Juan Márquez y las tallas en madera del interior de Abraham Cárdenes, quien fuera director de la Escuela Luján Pérez.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)